SI OTROS LO HAN HECHO, YO TAMBIÉN PUEDO

SI OTROS LO HAN HECHO, YO TAMBIÉN PUEDO

Creo que no te he contado que llevo un par de fracasos profesionales a la espalda.

A los 25 años, en una locura de esas que surgen en un café con una amiga, con la juventud, la inconsciencia y sobre todo los pájaros que te montas en un momento dado, ella y yo que acabábamos de ver Planes de boda, nos vinimos arriba… sin idea de cómo montar un negocio o hacer un plan económico financiero, con la escasa información que en ese momento había en internet, una idea «visionaria», según nosotras, nos fuimos al banco, pedimos un préstamo de 3.000€, buscamos un local barato (en una zona regular) y nos montamos nuestro despacho de organizadoras de eventos: Cásate conmigo… con un par… que a los 25 años nosotras íbamos sobradas de arrogancia.

Nos duró la aventura 6 meses. Lo peor… nos costó la amistad. ¿Aprendimos algo? creo que no.

A los 30, que se suponía que tenía más experiencia, más conocimientos e internet ya estaba en nuestras vidas… metí la pata de la misma manera… vamos, una joya de niña.

Yo soy una persona 100% emprendedora, líder desde el colegio, los demás consideran que soy inteligente y proactiva. No me estoy dando autobombo, si no que intento que te pongas en situación. Yo tengo todo lo que hay que tener para emprender, pero descubrí que no es suficiente. La actitud es un porcentaje muy alto del proyecto, pero eso solo no basta.

Muchas veces nos dejamos arrastrar por nuestro entorno. Si en éste hay casos de éxito en emprendimiento, no analizamos si realmente el proyecto tiene recorrido, solo valoramos si somos capaces de hacerlo o no, esto es un arma de doble filo.

En el inicio de un proyecto, las ganas, la ilusión. la emoción, la sensación de libertad… acallan todas las voces de la prudencia, aquellas que nos dicen, que quizás no es el momento, o que debemos analizar un poco más o dejarnos asesorar… y lo qué es peor, nos creemos con el súper poder de conseguir cualquier cosa. Esto está muy bien, pero a la hora de hacer negocios no es la mejor opción.

Si otros lo han hecho, estudia qué han hecho, no te quedes con la imagen que están proyectando, analiza el recorrido, la forma de vender, el tipo de clientes que les compran, su manera de comunicarse… si es un negocio de éxito, lo primero que identificarás es que hay una planificación detrás y que es una estrategia que funciona.

No caigas en el error del entusiasmo, SI en secreto está en las ganas, pero las ganas deben empujarte a la investigación y al análisis, piénsalo bien… partiendo del momento en que surge la idea, teniendo en cuenta que ese momento, además de mucha motivación no tienes nada más ¿Es necesario que te lances a la aventura sin saber? ¿No es más recomendable que inviertas un poco de tiempo en ver qué hay detrás de los casos de éxito? No hace falta que copies, pero te servirá para inspirarte y para encontrar los cimientos de tu propio proyecto.

Aprovecha tu energía y tus ganas y en una coctelera pon 50% pasión 50% estrategia, entonces sí que podrás afirmar que puedes hacerlo por que otros lo hicieron.



Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies